domingo, 26 de diciembre de 2010

La nueva bandera de Córdoba



A mediados del 2010, y con motivo de la conmemoración del Bicentenario de la República Argentina, el gobernador Juan Schiaretti lanza el proyecto para crear la bandera de la provincia.
La nueva bandera fue elegida mediante la realización del concurso “Buscando la bandera de Córdoba” que tuvo como objetivo diseñar una enseña que representara la identidad provincial.
Del certamen participaron 2000 estudiantes de escuelas de gestión pública y privada de toda la Provincia que presentaron 752 diseños. En sucesivas selecciones ese total se redujo a 400 primero y a 64 después para quedar finalmente cuatro, de los que surgieron el diseño ganador y las tres menciones que se otorgaron el día 16 de diciembre.
El diseño ganador pertenece al Instituto Argentino de Ceremonial y Relaciones Públicas INARCE, de Córdoba Capital.
En la Sala de Situación de Casa de Gobierno, donde se llevó a cabo el acto de presentación, el gobernador de la Provincia, Juan Schiaretti, manifestó: “Es una gran alegría que culminando el año del Bicentenario de la Patria, nuestra Córdoba –una de las dos provincias junto a Catamarca que no tenía bandera propia-, haya elegido a través de la participación de los alumnos, de los padres y de la comunidad, su propia bandera”.
“Tener una bandera propia significa ratificar nuestra identidad como cordobeses y nuestra pertenencia a la Nación Argentina”, agregó el gobernador.
La bandera que flameará en todos los edificios públicos provinciales tiene tres bandas verticales proporcionales: roja a la izquierda, blanca al medio y azul-celeste a la derecha que cumplen el doble propósito de rescatar los colores empleados por Artigas y ser compatibles con las de las otras dos provincias de la Región Centro: Entre Ríos y Santa Fe simbolizando, de esta manera, la vocación integradora del área.
Vistos de forma separada, el rojo representa la sangre vertida y el federalismo abrazado por Córdoba, el azul-celeste los aportes a la independencia nacional y los cursos de agua que recorren la provincia y el blanco se refiere a la identidad de un pueblo formado por numerosas corrientes migratorias. Contiene además la silueta del “sol jesuita” que con sus 32 rayos -16 rectos y 16 ondulados- dispuestos alternadamente, coinciden desde los gráfico con el “sol inca o sol de mayo” presente en la bandera nacional y busca reflejar la importancia política, social, cultural, educativa y religiosa de los jesuitas que dieron a lo largo de la historia a Córdoba un legado patrimonial que ha sido reconocido por la UNESCO a fines del año 2000 como Patrimonio de la Humanidad.
Estuvieron presentes también el ministro de Educación, Walter Grahovac, los miembros de la Comisión Ejecutiva y del Jurado que eligió la bandera finalista.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada